Saltear al contenido principal
1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Forzados A Interaccionar Si Queremos Seguir En Instagram

Forzados a interaccionar si queremos seguir en Instagram

Tal y como en su día ocurrió con Twitter y con Facebook, Instagram se apuntaba recientemente a la moda de organizar el timeline bajo criterios algorítmicos, y no puramente cronológicos.

Que a su vez dependen de tres medicciones:

  • Timing: A mayor tiempo pasado desde la publicación, menos índice.
  • Engagement: A mayor cantidad de likes, más exposición.
  • Interactions: A mayor cantidad de likes y comments logrados por tu comunidad, mayor exposición.

La idea, como decía, no es nueva, y lo que está ocurriendo tampoco. En el blog de Instragam  (EN) se sacan de la manga la siguiente afirmación:

En promedio, la gente pierde el 70 por ciento de su feed. Cada vez es más difícil mantenerse al día con todas las fotos y vídeos que las personas comparten. En los últimos meses, hemos traído esta nueva manera de ordenar los mensajes a una parte de la comunidad, y nos hemos encontrado con que la gente está dándole a Me Gusta más, está comentando más, y en definitiva, formandouna comunidad mucho más activa.

Ahora bien, cualquiera que ya tenga el sistema de ordenación algorítmica activo en su cuenta, quizás se haya dado cuenta de que gracias a él ha dejado de ver a todos esos conocidos cuya cuenta es privada. Gente que quizás conozca en persona, que publica cuando publica, y que lo hace para estar en contacto con los suyos.

Y quizás se haya dado cuenta de que ahora se está perdiendo una de cada dos, una de cada tres actualizaciones de esa marca que tanto le gusta.

¿La razón? Tan sencilla como sencillo es el algoritmo.

Si una cuenta es privada, el engagement esperable será bastante bajo, lo que hace que su valoración respecto a cuentas públicas sea generalmente inferior. Si ya además lo unimos a que será una cuenta personal (es decir, que publica de vez en cuando y no con una estrategia de difusión específica) tenemos el caldo de cultivo perfecto para desaparecer del feed de nuestros amigos.

Si una marca, que sí cuenta con una estrategia de difusión más o menos pulida, no recibe “interactions” por nuestra parte, aparecerá cada vez menos en nuestro feed. Pese a que posiblemente nos encante (nos pasemos mucho tiempo mirando sus preciosas fotografías). Simplemente porque no hay likes ni comments de por medio. No hay interacción, ergo para el algoritmo no nos interesa.

¿A qué nos lleva a esto? A la búsqueda del click fácil. Al spam, si me apuras.

Porque si un servidor es gestor de una marca y necesito demostrar que mi trabajo está surgiendo efecto (ya sabes que para la mayoría de jefes, los números directos mandan), lo mismo me interesa más publicar contenido que incite a interaccionar (dale like si crees que…, participa en el sorteo dándole like a…, comenta si te gustaría que…), pese a que sea de una calidad bastante dudosa.

No porque no quiera generar una comunidad con engagement real, sino simplemente porque de no hacerlo, por mucho que me lo curre, mis queridos seguidores no me verán.

Para Instagram, eso sí, el movimiento es brillante, porque fuerza a todos a generar contenido que interaccione. A que interaccionemos si queremos seguir consumiendo un contenido específico. Más interacción, más tiempo, ergo más billetes.

La publicidad seguirá llegando igualmente a nuestro feed, por supuesto. Que ahí no hay algoritmo que “moleste”. Pero para el resto de mortales, aquellos que tienen una cuenta únicamente para compartir momentos con sus conocidos, aquellos que la tienen para generar una comunidad alrededor suya, y aquellos a los que les gustaría seguir siendo meros espectadores de los primeros y los segundos, Instagram se ha convertido en un servicio hostil.

Todo gracias al milagro de los algoritmos recomendadores (ES). Esos que al parecer evitan que nos perdamos el 70% de las actualizaciones. Y para colmo, sin capacidad de desactivarlos en esta red social (ES).

Pablo F. Iglesias

Analista de información en Nuevas Tecnologías y Seguridad Informática, Consultor de Estrategia y Marca, aportando masa gris como Ejecutivo de Tecnología y Seguridad en SocialBrains, que no es poco :).

Esta entrada tiene un comentario
  1. Definitivamente, todos los hosts y plataformas conocidas por mí, alrededor del mundo, y especialmente en los Estados Unidos y México han trabajado de la misma manera, con relación a aquellos suscriptores o miembros que tienen páginas o sitios en los cuales ofrecen servicios, comercios o negocios en diversas áreas. Esto no es nada nuevo. Los mismos Hosts, Plataformas o Comunidades, nos permiten a los usuarios que obtenemos los servicios gratuitos o premiums interactuar de manera personalizada, individual y a nuestra conveniencia o preferencia. Nos permiten decidir lo que queremos publicar o no, nos reservamos el derecho de hacer público nuestro perfil, notas, blogs, fotos, etc, o no. Además, nos brindan la opción de formar parte de las comunidades existentes o no. En realidad, no sé de que manera debe o pueda afectar a los suscriptores o miembros gratuitos o premium la cronología de nuestras publicaciones, el tiempo que nos mantengamos conectados en estos sitios, los likes o comentarios. Todos los que hemos estudiado publicidad, mercadeo, desarrollo de sitios webs y administración, sabemos perfectamente que esto no es parte primordial en ningún aspecto como información positiva o negativa absoluta en nuestros estudios de mercadeo. Sabemos, también, y como ha sido publicado por muchos especialistas de la cybermedia y desarrolladores de sitios webs, marketing digital y los mismos creadores de las plataformas en sus instructivos y tutoriales – en sitios como Google+, FB, y otros, que los likes difieren muchísimo de la realidad o de la respuesta recibida en nuestros comercios, industria o negocios. Que los comentarios de los seguidores, usuarios, amigos o miembros, en realidad no resultan ser tan objetivos con relación a la realidad y la información que utilizamos los gerentes de publicidad, mercadeo, ventas y administradores en cuanto a las estrategias y planes que implementamos en nuestras empresas. Esto solamente se utiliza como un sondeo o referencia adicional a lo ya conocido y otros medios utilizados para obtener una información más veráz en cuanto a targets, lugares geográficos, estatus social, género o sexo, conocer acerca de la realidad y la razón por la cual el consumidor o usuario prefiere nuestras marcas o productos, cómo mejorar, las necesidades de nuestras empresa con relación a el trato y manejo individual por producto, marca, etc.; conociéndo también, que solamente el 10% de respuesta es lo que recibiremos, ya sea a través de volanteo, publicaciones en diarios de la localidad o medios escritos diversos, en publicidad radial o televisiva. En cuanto a la promoción, es exactamente lo mismo, y las redes sociales son herramientas utilizadas por los dueños de empresas, gerentes de publicidad, mercadeo y ventas para ampliar el radio promocional y publicitario de las empresas; es lo mismo participar en un evento masivo, y que en realidad, en mi criterio personal resulta mejor el muestreo de productos e interactuar con el público que un anuncio publicitario, un comercial o las redes sociales. Los sitios o redes sociales o empresariales más bien fueron creados para brindar mayor información de las empresas y servicios, con mayores detalles de lo que se ofrece al consumidor o usuario de servicios, más que promocionar y publicitar. Así mismo, he entendido que todo se trata del marketing y promoción por la competitividad de estos mosntruos de las telecomunicaciones, y por los resultados arrojados por las encuentas en cuanto al tiempo en que se conectan los usuarios alrededor del mundo, especialmente en aquellos países donde existe mayor población, y que según el criterio personal empresarial, resultan más efectivo que cualquier país tercer mundista. Esto es solamente es una estrategia, una manera más de obligar a los usuarios gratuitos o premiums a ayudarles a ellos a incrementar el uso de sus servicios para mantenerse en los primeros lugares, y así como todo negocio obtener mayores ganancias, y mantenerse como líderes de las redes de las telecomunicaciones mundialmente. Esto a los usuarios no nos resulta de mayor interés, si vemos nuestro punto de vista y requerimiento como empresarios o personas naturales, que solamente utilizamos estos servicios disponibles a la sociedad para ser utilizados a la medida de nuestros requerimientos y necesidades. Si alguno se cree sabio con relación a lo que ahora conocen como redes sociales o Social Media Communucation Networks, pues, no es nada más que lo que hemos utilizado siempre. Si me encuentro en Panamá, y mi negocio o empresa solamente ofrece servicio en la metrópoli o capital, de nada me sirve a mí en realidad una red social. Es un complemento y fusionamiento de todo lo ya existente. Nada más que decir. – Edna Paz, Panamá, República de Panamá – Junio 14, 2016 –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Volver arriba