Saltear al contenido principal
1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
Agregando Complejidad A La Ya De Por Sí Hiperbólica Industria Publicitaria

Agregando complejidad a la ya de por sí hiperbólica industria publicitaria

Estos días estoy disfrutando con calma de Narcos, esa pieza magistral de Netflix que narra la vida y obra de Pablo Escobar, el narco que llegara a ser uno de los hombres más poderosos de Colombia (y una de las mayores riquezas del mundo…).

La cosa es que ver cómo creó de la nada una industria basada en las drogas y la influencia me recuerda (salvando las distancias, afotunadamente) a lo que estamos viviendo en nuestros días con la publicidad digital.

Vaivenes de uno u otro frente que confluyen y divergen de tal manera que resulta difícil seguirles la pista.

Una publicidad aún invasiva y molesta, centrada en mantener contentas las aspiraciones cuantitativas de los anunciantes en detrimento de los usuarios, que cada vez más conocedores de la situación, se afanan por buscar herramientas que les permitan bloquearla.

Grandes referentes tecnológicos diseñando plataformas que se entregan en bandeja gratuitamente (y en algunos casos, hasta bajo acuerdos preferentes) a los medios a fin de que éstos trasladen su casa a sus dominios, y evitando (al menos en teoría) a esos malvados usuarios empecinados en no dar de comer a los periodistas.

El cambio de políticas de todos aquellos que a día de hoy controlan el pastel poniéndose de lado del usuario… pero haciéndole caso al cliente, premiando la presión sobre el sentido común.

Y en última instancia, lo vivido estos días, con algunos bloqueadores de publicidad pasándose al bando contrario.

Como si la DEA se hubiera puesto a vender “coca”

¿Te lo imaginas?

Pues algo parecido ocurría este martes, con el anuncio de la creación de una plataforma publicitaria más. Pero esta vez, por parte de AdBlock Plus (EN), el popular servicio de bloqueo de contenido publicitario molesto.

El nuevo marketplace no es sino una continuación de su programa de “Anuncios aceptables”, que en esencia protege los intereses del usuario (solo publicidad sana (ES)), pero que en la práctica también tiene un peaje económico.

Un “sobrecito” como los que enviaba Pablo a sus enemigos, ya sabes :).

Así que a partir de ahora ya no solo va a bloquear la publicidad, sino que va a ofrecer su propio sistema publicitario que cualquier medio puede colocar en su página, dividiendo los beneficios en un 80/20 (80 para el medio, 20 para el intermediario).

Por supuesto, toda la publicidad que allí se muestre cumplirá estrictamente su política de “Anuncios aceptables”, incluido el peaje que la marca tiene que pagar para entrar dentro de este exquisito club.

Un efecto secundario de haber cedido el control de lo que se visualiza en un navegador a un agente auto-denominado garante de la publicidad.

El Robin Hood digital, si me apuras, por seguir con el símil.

Siendo conscientes de que la mayoría de usuarios que utilizamos bloqueadores de publicidad los instalamos una vez y ya nos olvidamos del asunto.

Y en ese afán de combatir contra una industria publicitaria molesta y absurda estamos alimentando a nuevos exponentes que curiosamente cada vez se parecen más a los comunistas de Reagan, o a los narcos colombianos.

Todo dentro de la legalidad, por supuesto.

Bien colocados entre la ya de por sí dilatada foto de “La familia publicitaria”. En la hegemonía del intermediario, del mulero. De ese profesional del despiste…

Pablo F. Iglesias

Analista de información en Nuevas Tecnologías y Seguridad Informática, Consultor de Estrategia y Marca, aportando masa gris como Ejecutivo de Tecnología y Seguridad en SocialBrains, que no es poco :).

Esta entrada tiene un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Volver arriba