Saltear al contenido principal
1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
La Reticencia Al Cambio En El ámbito Corporativo

La reticencia al cambio en el ámbito corporativo

App Transport Security es un mecanismo con el que los de Cupertino tienen pensado mejorar la seguridad de las aplicaciones de su sistema operativo iOS.

Básicamente, hablamos de forzar a que toda comunicación entre una app y un tercero (otras entidades, un servidor…) se haga mediante HTTPs, es decir, mediante protocolo seguro.

La medida tenía una fecha límite del 1 de enero del 2017, pero al final, y en vista de que a día de hoy, y según un estudio realizado por Appthority (EN), solo hay un 3% de aplicaciones que realmente están preparadas para cumplir todas las directrices de ATS, Apple ha anunciado que dejará un margen de unos meses (EN), sin precisar la fecha final.

La noticia, per se, carecería de interés para los lectores de esta página sino fuera por el metatema que hay de fondo. Y es que situaciones como esta la estamos viviendo continuamente en la mayoría de pymes y grandes empresas.

ATS fue presentado en el 2015 como la única vía evolutiva de las comunicaciones entre servicios móviles. Un paso lógico que tarde o temprano la industria tendrá que tomar, como ya lo están haciendo con los servicios de mensajería y con las redes sociales (ES), pero aplicado, en esencia, a cualquier tipo de comunicación.

El HTTPs se volverá, tarde o temprano, el estándar (ES), delegando al antiguo HTTP al paulatino abandono. Es más rápido, más seguro y más privado. Es a todas las luces mejor que su antecesor. Pero…

Pero como cualquier cambio, hay una reticencia a llevarlo a cabo que proviene de múltiples frentes.

Hablamos de un cambio que requiere a los equipos informáticos funcionar de una manera distinta a la que lo hacían hasta ahora. A las herramientas digitales a realizar conexiones con un número mayor pasos. A las empresas a operar con transacciones pseudo-anónimas. A considerar un escenario que nos es más desconocido, a cambiar la manera en la que hemos trabajado durante décadas.

¿Te suena de algo?

Cualquier cambio que fuerce a los trabajadores a realizar sus labores de forma distinta tiene asociado una reticencia orgánica esperable.

Sabemos que el correo es, en el mejor de los casos, un gasto de tiempo y recursos considerable de la jornada diaria. ¿Y qué se hace? Utilizarlo cada vez más, con el envío de emails masivos y manteniendo hilos de decenas de emails en cadena para temas que seguramente podrían solucionarse por un canal más directo. O si fuera necesario, con una reunión.

Somos conocedores de la flexibilidad y comodidad de trabajar con herramientas en la nube. De la productividad que ofrecen a los equipos de trabajo. ¿Y qué se hace? Anclarse en el pasado, delegando la seguridad, la privacidad y sobre todo, la usabilidad, en servidores locales. Servidores que tienden a salir más caros, que suelen fallar más, y que ofrecen una experiencia muy limitada, para detrimento del trabajador, y por ende, de la empresa.

La reticencia al cambio es una lacra que paulatinamente corrompe los cimientos de cualquier negocio. No es que haya que implementar cualquier idea que trastoque la metodología de trabajo de nuestra organización, sino más bien barajar los pros y los contras, y cuando los primeros superan con creces a los segundos, aceptar que el camino que hemos tomado hasta ahora ya no es el más idóneo.

Y sí, conlleva riesgo. El mismo que conlleva no actualizarse, con el agravante de que al menos en este caso el riesgo bajará conforme pase el tiempo. No al revés, por cierto.

De ahí que resulte hasta insultante que tan solo un 3% de desarrolladores de iOS hayan dado el paso a mejorar (sí, mejorar) sus aplicaciones. Que en pleno siglo XXI, tengamos que seguir peleándonos con pequeños fortines atemporales de la jerarquía en buena parte de las organizaciones corporativas.

Porque esto solo conlleva pérdida de competitividad y menores beneficios. Algo que no creo que sea del interés de ninguna empresa.

Pablo F. Iglesias

Analista de información en Nuevas Tecnologías y Seguridad Informática, Consultor de Estrategia y Marca, aportando masa gris como Ejecutivo de Tecnología y Seguridad en SocialBrains, que no es poco :).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Volver arriba