Saltear al contenido principal
1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
El Sonido En Tiempos De Streaming Y Movilidad

El sonido en tiempos de streaming y movilidad

Desde el principio de los tiempos (digitales), la historia del sonido en sistemas informáticos ha sido profundamente convulsa.

No es para menos. 

Si entendemos un sistema informático como una herramienta para trabajar con información, y esa herramienta genera autómaticamente sonidos, la experiencia de inmersión se diluye. No hay más que recordar esas webs de finales del siglo XX con reproducción automática de MP3…

Así, la mayoría de efectos sonoros han venido para acompañar acciones del usuario, como una suerte de retroalimentación a la propia acción (al pulsar este botón, suena un click, por ejemplo), o como efecto buscado (doy mi consentimiento para que este podcast comience a emitirse en mi dispositivo).

Elementos en todo caso controlados por parte del usuario, que permiten trabajar con los dispositivos sin molestar a aquellos que están a nuestro alrededor.

Hay excepciones, por supuesto. El tono de llamada de los teléfonos es una de ellas que curiosamente ha perdurado hasta nuestros días, pese a lo intrusiva que resulta (debes dejar lo que estés haciendo para responder, ya que sino seguirá molestándote tanto a ti como a todos aquellos que estén cerca) y lo habitualmente poco productiva que acaba siendo (no hay una estructura accesible que almacene esa información, cosa que sí encontramos en un sistema de mensajería).

Y sin embargo, la industria sigue empeñada en utilizar el sonido como elemento diferencial alegando principalmente dos razones:

  • Intrusividad: Para sectores como el de la publicidad, el poder impactar en el usuario con el mayor número de sentidos es, a priori, más interesante. Se olvidan, eso sí, que por mucho impacto que haya, si este viene asociado a una molestia, el resultado suele ser perjudicial para la marca. Pero oye, que ya se ha cobrado al cliente, así que chitón.
  • Respuesta inmediata: Un sonido requiere respuesta inmediata por parte del usuario, a diferencia de un elemento no sonoro, que puede pasar desapercibido. Aunque sea únicamente para la acción de mutear, se produce ese impacto monetizable que es el Santo Grial de la industria.

Bajo estas premisas, parece que Facebook está apostando por probar la reproducción automática de sonido en los vídeos (EN) que aparecen en el muro de algunos ciudadanos australianos.

Algo que sinceramente considero un despropósito mayúsculo, pero que quizás acabe por volver a imponerse, habida cuenta de lo absurdo que nos parecía la reproducción automática de vídeos en silencio hace apenas un par de años, y que hoy por hoy es el pan nuestro de cada día.

Hay datos que han empujado a la empresa a tomar esta decisión. De esos 8 mil millones de vídeos que se reproducen teóricamente a diario en la red social (Facebook contabiliza una reproducción siempre y cuando pasen más de 3 segundos desde su comienzo), el 85% de ellos se visualizan sin sonido (EN).

Algo que ha llevado a la mayoría de creadores de contenido a generar vídeos que vienen acompañados de texto, de manera que el usuario pueda enterarse de lo que ocurre sin activarlo. Y una medida que si bien puede ser perjudicial para nuestros bolsillos (la reproducción automática de contenido audiovisual supone un gasto considerable de ancho de banda), no resulta tan intrusiva como podría acabar siendo un entorno repleto de estímulos sonoros.

Justo de lo que ya hace algo más de un año un servidor huía, en esa ansiada filosofía zen de cuantas menos distracciones en mi vida mejor (ES).

Y una decisión que recomendaría a cualquiera interesado en mantener el control de la tecnología en su vida (y no al revés).

Afortunadamente, y presuponiendo que esta prueba piloto acabe materializándose, al menos en este caso y por ahora tendremos manera de controlarla vía Ajustes de Cuenta.

Pero la puerta está abierta… Esperemos que se vuelva a cerrar pronto…

Pablo F. Iglesias

Analista de información en Nuevas Tecnologías y Seguridad Informática, Consultor de Estrategia y Marca, aportando masa gris como Ejecutivo de Tecnología y Seguridad en SocialBrains, que no es poco :).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Volver arriba