Saltear al contenido principal
1-800-987-654 admin@totalwptheme.com
El Ostracismo De La Industria Del Cine Vs El De Las Tecnológicas

El ostracismo de la industria del cine vs el de las tecnológicas

“A la gente de Netflix le encantó la alfombra roja y le gustaría estar presente con otras películas. Pero entienden que la intransigencia de su propio modelo es ahora lo opuesto al nuestro”

Con estas palabras Thierry Fremaux, director de Cannes (uno de los festivales de cine más reputados de la industria) se posicionaba de lado de los más conservadores, vetando el acceso a Netflix (EN/y el resto de servicios de streaming) cuyas obras no han pasado por los cines.

¿Qué lleva a una industria como la del cine a vetar el acceso a nuevos jugadores que han demostrado cambiar de forma radical el sector en los últimos años? Un afán proteccionista, semejante en todo caso al que hemos visto en muchas otras industrias, con lobbies protegiendo su negocio (el que ha funcionado hasta ahora) frente a esos nuevos peces molestos que llegan con ganas de cambiar el sector.

¿Qué lleva a una compañía como Netflix a no presentar sus películas en el cine? El afán de controlar absolutamente todo el modelo de negocio alrededor de sus productos, sin tener que pasar por el aro de esa misma industria que les da de comer.

Al menos, no de forma taxativa. El año pasado la compañía intentó conseguir los permisos para mostrar sus películas en los cines franceses durante menos de una semana. Una jugada brillante, habida cuenta de que aparentaban dar su brazo a torcer… cuando realmente eran conscientes de que según las leyes francesas la propuesta sería rechazada por temas cronológicos (tiempo de presentación y tiempo de visionado en cines).

El juego del gato y el ratón… de puertas para afuera, vaya.

Lo que nos lleva a la pregunta que realmente más debería importarnos a la mayoría.

¿Dónde acabará todo esto?

Y ahí tengo sentimientos encontrados.

Por un lado ambas partes quieren quedar bien de cara al público. El mismo Fremaux ha asegurado que el festival dará la importancia que se merece a las plataformas de streaming, y que de hecho Netflix, o HBO, o Amazon podrán participar en el festival, solo que no lo harán de cara a la gala de premios (es decir, podrán emitir sus obras en el mismo sin opción a ser seleccionadas como finalistas o ganadoras).

Por otro, la tecnológica tiene claro su modelo de negocio y, salvando el caso anteriormente comentado, no parece interesada en dar el brazo a torcer más. Netflix vive de las suscripciones, y sobre todo, de la analítica que puede obtener del consumo de contenido dentro de su propia plataforma. Exponerlo en la gran pantalla es negarse (y hasta cierto punto, compartir con terceros) el acceso a toda esa información. Y por tanto, basarse en los criterios escasamente cuantitativos (número de entradas vendidas, tiempo en cartelera…) en los que se basa el negocio de la industria.

Un modelo anticuado… que aún tiene su porcentaje significativo de audiencia. Un modelo mucho menos parametrizable, aunque también bastante más abierto y democrático.

El campo de batalla, y las reglas del juego, están listas. Basta ver quien mueve la próxima vez :).

Pablo F. Iglesias

Consultor de Presencia Digital y Reputación Online, aportando masa gris como Ejecutivo de Tecnología y Seguridad en SocialBrains, que no es poco :).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Volver arriba